ventriculografia

Exposición de los ventrículos mediante imágen.

Ventriculografía aérea

En ella el líquido cefalorraquídeo se sustituye por aire para formar la imagen de rayos X del espacio ventricular del cerebro. Esta técnica fue un gran éxito en la identificación de los cambios y las lesiones cerebrales.

El aire intraventricular introducido accidentalmente se había demostrado en rayos X (Luckett, 1913; Skinner, 1916) antes de que Dandy en 1918 introdujera la ventriculografía como un método de diagnóstico

Iodoventriculografía e iodoventriculoscopia

Hechas con lipiodol inyectado en los ventrículos laterales. Manuel Balado fue un pionero de la neurocirugía argentina. Sus búsquedas para solucionar los problemas en el diagnóstico topográfico lo llevaron a desarrollar, entre 1926 y 1929, (junto con Ricardo Morea y Cornelio Donovan) la iodoventriculografía, un método que solucionó las dificultades para visualizar el tercer ventrículo, que era deficientemente estudiado con el método descrito por Walter Dandy en 1918 (la neumoventrículografía).

El examen de este ventrículo medial tenía una gran importancia en el diagnóstico de los tumores de la región selar y en el diagnóstico diferencial entre tumores supra e infratentoriales en pacientes con hidrocefalia bilateral. Balado describió cuatro de estos pacientes que sufrieron una craniectomía occipital innecesaria por un tumor cerebelar inexistente. Debido a los resultados no satisfactorios con aire, intentó con lipiodol, y en 1928 realizó la primera iodoventriculografía

Al mismo tiempo, e ignorando uno el trabajo del otro, Sicard intentó lo mismo. Pero mientras Balado obtuvo lo que buscaba, Sicard contraindicó el método, ya que no obtuvo imágenes útiles.

Ventriculografía mediante resonancia magnética intraoperatoria

La ventriculografía mediante resonancia magnética intraoperatoria, puede ser aplicada con éxito en la ventriculostomía endoscópica para determinar el sitio de la obstrucción en la hidrocefalia y la permeabilidad tras la fenestración ventricular 1).

César Gotta, Alfredo Buzzi, y María Victoria Suárez Rev. argent. radiol. v.73 n.1 Ciudad Autónoma de Buenos Aires ene./mar. 2009

DANDY, W. E. (1918). “Ventriculography following the injection of air into the cerebral ventricles.” Annals of Surgery, July, vol. LXVIII, P. 5.

LOCKE, C. E. Jr. and NAFFZIGER, H. C. (1924). “Cerebral subarachnoid system.” Arch. Neur.and Psychiat. Bd. xii, S. 411-18, October.

LOCKE, C. E. Jr. (1925). “Studies of casts of the cerebral ventricles.” Amer. Med. Ass. Atlantic City. Section on Nervous and Mental Disease.

LUCKETT, W. H. (1913). “Air in the ventricles of the brain following a fracture of the skull.J. Nerv. and Ment. Dis. vol. XL, p. 326.

SKINNER, E. H. (1916). “Intracranial aerocele.” J.A.M.A. vol. LXVI, P. 954, March 25th.


1)
Tabakow P, Czyz M, Szewczyk P, Weiser A, Jarmundowicz W. Usefulness of intraoperative magnetic resonance ventriculography during endoscopic third ventriculostomy. Neurosurgery. 2013 Oct;73(4):730-8. doi:10.1227/NEU.0000000000000063. PubMed PMID: 23839517.
  • ventriculografia.txt
  • Última modificación: 2019/09/26 22:29
  • (editor externo)