Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


conmocion_cerebral

Conmoción cerebral

El término conmoción cerebral se utiliza a menudo como un sinónimo de traumatismo craneoencefálico leve, pero probablemente describe un subconjunto de daño cerebral más leve y se define como una alteración postraumática del estado mental que puede o no implicar la pérdida de la conciencia.

La conmoción cerebral es una lesión cerebral, en la cual un traumatismo craneoencefálico da como resultado la interrupción de la función cerebral normal.

En todos ellos puede producirse una importante aceleración o desaceleración del cráneo

El cráneo puede tener una aceleración diferente a la aceleración promedio del encéfalo en un momento dado, y como consecuencia se produce un desplazamiento relativo del cráneo respecto a la masa encefálica que se traduce en compresiones en volumen de una parte de la masa encefálica y la aparición de esfuerzos mecánicos de consideración en la masa encefálica que pueden dañar o afectar temporalmente a los tejidos neuronales.

Tras la conmoción cerebral, el cerebro no funciona adecuadamente por un rato.

Clínica

Los síntomas característicos de una conmoción cerebral son la confusión y amnesia con o sin pérdida previa de conciencia.

Estos síntomas pueden ser evidentes inmediatamente después de la lesión en la cabeza o pueden aparecer varios minutos después.

Es importante enfatizar que la alteración en el estado mental característico de la conmoción puede ocurrir sin pérdida de conciencia. De hecho, la mayoría de las conmociones cerebrales en los deportes se producen sin pérdida de conciencia y a menudo no se reconocen.

La amnesia casi siempre implica pérdida de memoria para el evento traumático, pero frecuentemente incluye la pérdida de recuerdo de los eventos inmediatamente anteriores (amnesia retrógrada) y posteriores (amnesia anterógrada) del traumatismo craneal. La amnesia también puede ser evidenciada en la exploración del paciente si le volvemos a hacer una pregunta que ya ha sido respondida previamente.

Otros signos y síntomas de una conmoción cerebral pueden seguir inmediatamente el traumatismo craneal o aparecer gradualmente durante varios minutos a horas.

Los primeros síntomas de conmoción cerebral (en cuestión de minutos a horas) incluyen cefalea, mareo (vértigo o inestabilidad), falta de conciencia del entorno y náuseas y vómitos.

Durante las próximas horas y días, los pacientes también pueden quejarse de trastornos del estado de ánimo y cognitivos, la sensibilidad a la luz y al ruido, y trastornos del sueño.

La pérdida de consciencia se puede presentar o no pero, generalmente, se presenta confusión o problemas con la memoria.

Los síntomas pueden durar días, semanas o más tiempo.

Los síntomas incluyen:

Confusión

Pérdida de la memoria acerca del accidente

Cefalea leve o cervicalgia

Náuseas

Dificultad para:

Recordar las cosas Poner atención o concentrarse Organizar tareas diarias Tomar decisiones y resolver problemas

Lentitud para pensar, actuar, hablar o leer

Sentirse fatigado o cansado

Cambio en los patrones del sueño:

Dormir por mucho más tiempo de lo normal

Dificultad para dormir

Pérdida de equilibrio

Sentirse mareado o con la cabeza ligera

Aumento en la sensibilidad a:

Sonidos

Luces

Distracciones

Visión borrosa u ojos que se cansan fácilmente

Pérdida del sentido del gusto o del olfato

Zumbido en los oídos

Cambios en el carácter:

Sentirse triste, ansioso o indiferente

Volverse fácilmente irritable o molesto por razones sin importancia o sin razón alguna

Falta de motivación

Los síntomas que pueden aparecer en un niño con conmoción cerebral, incluyen:

Indiferencia o fácil cansancio Irritabilidad Cambios en: Patrones alimenticios o del sueño Juego Comportamiento Desempeño escolar Falta de interés en juguetes o actividades favoritos Pérdida de nuevas habilidades como el entrenamiento para ir al baño Pérdida del equilibrio, caminata inestable.

Diagnóstico

La literatura sobre neuroimagen en la edad pediátrica es demasiado escasa como para permitir la formulación de conclusiones definitivas sobre el impacto de la conmoción cerebral en el cerebro en desarrollo.

Hay una gran necesidad de investigaciones en este sentido (Keightley y col., 2012).

La secuencia de susceptibilidad paramagnética (SWI)

Tratamiento

Prevenir el “Síndrome del Segundo Impacto” - evitar una segunda lesión en la cabeza en los niños y adolescentes que han tenido una conmoción cerebral.

Los niños o adolescentes que sufren una conmoción leve, sin pérdida de conciencia pero con confusión u otros síntomas que duren más de 15 minutos, deben evitar las actividades que lo puedan conllevar a una segunda lesión en la cabeza durante por lo menos una semana.

Los que han sufrido pérdida de conciencia deben evitar una segunda lesión en la cabeza durante dos semanas.

Dado que estas recomendaciones varían, los padres deben buscar atención médica para cualquier niño que haya sufrido una conmoción cerebral.

Bibliografía

Keightley, M L, J-K Chen, and A Ptito. 2012. “Examining the Neural Impact of Pediatric Concussion: a Scoping Review of Multimodal and Integrative Approaches Using Functional and Structural MRI Techniques.” Current Opinion in Pediatrics 24 (6) (December): 709–716. doi:10.1097/MOP.0b013e3283599a55.

conmocion_cerebral.txt · Última modificación: 2017/08/16 21:26 por administrador