Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


medpor

Los implantes quirúrgicos MEDPOR están fabricados con polietileno lineal de alta densidad. El polietileno se usa desde hace tiempo en los implantes quirúrgicos. El biomaterial MEDPOR permite el crecimiento interno del tejido gracias a su estructura de poro abierto interconectada. La porosidad del biomaterial MEDPOR se mantiene alta, con un tamaño medio de poro superior a 100 micras y un volumen de poro dentro del rango del 50 por ciento (basado en mediciones con porosimetría por intrusión de mercurio). La firmeza del material permite el tallado con un instrumento afilado sin que se hunda la estructura del poro.

Las pruebas con animales han demostrado que el material para implantes quirúrgicos MEDPOR permite el crecimiento interno del tejido. Los análisis histológicos de biopsias de implantes humanos también han demostrado el crecimiento interno del tejido. La importancia clínica del crecimiento interno del tejido varía según la aplicación y el lugar en el que se coloque el implante. No se ha determinado el efecto clínico a largo plazo de esta característica.

Los estudios de biocompatibilidad in vitro e in vivo han demostrado que los implantes quirúrgicos MEDPOR no tienen efectos sistémicos ni citotóxicos observables.

Los implantes quirúrgicos se fabrican en una amplia variedad de formas y tamaños para su uso en reconstrucción y aumento craneofacial. Las formas en bloque, en láminas y pre-moldeadas de MEDPOR pueden usarse en aumentos o restauraciones de la superficie craneofacial.

Los implantes se suministran ESTÉRILES y embalados individualmente en bolsas de doble capa.

Corte y manipulación del biomaterial MEDPOR

Los implantes quirúrgicos MEDPOR pueden cortarse fácilmente con una variedad de instrumentos quirúrgicos. Las especiales propiedades físicas del biomaterial MEDPOR permiten cortar y recortar el implante manteniendo la interconectividad y la estructura de los poros.

ATENCIÓN: No coloque ni talle el implante sobre paños quirúrgicos, ropa quirúrgica ni otras superficies que puedan contaminar el implante con hilas y otro material particulado.

Las láminas y los bloques pueden cortarse fácilmente con tijeras quirúrgicas o con un bisturí pequeño. Sumerja el implante en un baño salino estéril y caliente (a más de 82 °C/180 °F) durante varios minutos hasta que el implante se ablande.

Los implantes más gruesos pueden moldearse con bisturíes grandes, con cortadores para huesos o con trépanos cortantes. Doble con cuidado el implante para darle la forma deseada. Vuelva a sumergir el implante en el baño salino caliente si percibe demasiada resistencia.

Pueden superponerse y suturarse juntas varias piezas de material de implante. Mantenga el implante en su forma final y déjelo enfriar. El uso de un baño estéril frío puede acelerar este proceso.

Las técnicas de fijación rígida adecuadas permiten la estabilización del implante.

medpor.txt · Última modificación: 2013/04/21 10:49 (editor externo)