Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


fractura_craneal_evolutiva

Fractura craneal evolutiva

La fractura craneal evolutiva, también llamada absorción ósea postraumática o quiste leptomeníngeo, es una rara complicación del traumatismo craneoencefálico y ocurre de forma casi exclusiva en niños menores de 3 años.


El quiste leptomeníngeo (QLM) es una complicación de la fractura de cráneo con compromiso de la duramadre, que habitualmente se observa en niños de corta edad y que suele manifestarse como una tumoración que crece durante el desarrollo del sujeto por lo que también se denomina fractura craneal evolutiva.

Los QLM son muy raros en adultos y se atribuyen a fracturas craneales sufridas en la infancia.


Algunos autores creen que todo niño menor de 3 años con cefalohematoma postraumático debería ser revisado de forma periódica hasta comprobar la resolución de la colección, en particular si presenta fractura craneal. La presencia de un cefalohematoma persistente más de dos semanas después de un traumatismo craneoencefálico debe hacer sospechar un proceso de fractura creciente, y son necesarias la reparación de la duramadre y una craneoplastia para su tratamiento. La colocación de material reabsorbible permite su remodelación con el crecimiento craneal del paciente, pero su fragilidad conlleva riesgo de recidiva. La colocación de un casco ortésico tras la intervención podría prevenir complicaciones.


Addy DP. Expanding skull fracture of childhood. Br Med J 1973; 4: 338-9.

Britz GW, Kim DK, Mayberg MR. Traumatic leptomeningeal cyst in an adult: A case report and review of the literature. Surg Neurol 1998; 50: 465-9.

fractura_craneal_evolutiva.txt · Última modificación: 2019/09/26 22:30 (editor externo)